04455-6214-2781 info@dentistasdf.com.mx
10 razones para ver a tu Dentista

Es bastante común que la mayoría de las personas dejen pasar años sin visitar al dentista. Ya sea por miedo,  falta de dinero o porque piensan que sus dientes no tienen ningún problema. Cualquiera que sea la razón, el visitar a su dentista  dos veces al año hará un mundo de diferencia para usted y su sonrisa.

Si han pasado años desde la última vez que estuviste  sentado en la silla de un dentista, esta lista de las “10 razones para ver a tu Dentista” puede ser justo la motivación que necesitabas.

10. Impacto de tu salud bucal en tu salud general

Existe un fuerte vínculo entre la buena salud bucal y el bienestar en general de una persona. La condición de tus dientes y encías pueden afectar casi todos los sistemas del cuerpo, incluyendo el sistema circulatorio, digestivo, reproductivo y respiratorio. El mantener una buena salud bucal  puede ayudarte a reducir el riesgo de problemas de salud graves.

9. Tú sufres de halitosis grave (mal aliento)

Tan desagradable y común como lo puede ser, a veces el mal aliento es un signo de una afección más grave. El mal aliento puede ser causado por partículas de restos de comida, boca seca y tabaco. Sin embargo, una dolencia hepática o renal, diabetes, bronquitis crónica o sinusitis podrían ser también la causa. Si esto es algo que te preocupa, asegúrate de ver a tu dentista tan pronto como sea posible.

8. Para corregir el desgaste causado a través de los años

El cepillado diario y el uso de hilo dental son importantes durante toda tu vida. Sin embargo, los adultos mayores son más susceptibles a ciertas condiciones, tales como la acumulación de placa y la enfermedad periodontal. Además, las caries dentales y el deterioro de la raíz del diente, sobre todo si tienes resinas viejas, pueden ser comunes entre los adultos mayores.
7. Para mantener una blanca sonrisa
Si bien, el cepillado y  el uso de hilo dental son la mejor manera de mantener tus dientes y encías en buenas condiciones, las visitas de rutina al dentista pueden ayudarte a lograr una sonrisa aún más saludable. Tu dentista puede remover la placa debajo de la línea de las encías y de lugares de difícil acceso entre los dientes, a donde el cepillo de dientes no puede llegar. Además, el dentista puede ofrecer tratamientos dentales que proporcionan una protección contra la placa más duradera.

6. Ya ha pasado tiempo desde tu última visita al dentista

Incluso si tus dientes parecen estar bien y tu tienes una excelente higiene oral,  el visitar a tu dentista dos veces al año siempre es una buena idea. Aunque todo aparentemente está bien en la superficie, pueden haber condiciones que sólo un dentista puede diagnosticar. Los chequeos regulares, exámenes y radiografías pueden mantener tu sonrisa saludable y blanca por toda la vida.
5. Para prevenir la enfermedad periodontal
La enfermedad periodontal es una infección de los tejidos que soportan los dientes. La gingivitis es una forma leve y más tratable de la enfermedad periodontal que sólo afecta a las encías; sin embargo, puede conducir a una forma más grave de la enfermedad periodontal, llamada periodontitis. Algunas señales de advertencia incluyen sangrado de las encías, constante mal aliento, encías rojas, con hinchazón o sensibilidad, y dientes que se estén separando o estén flojos. Ten en cuenta, que es posible no tener síntomas notorios, razón por la cual es importante visitar a su dentista de forma regular.
4. Tienes encías sangrantes

Si observas hay sangrado cuando te cepillas los dientes, es buena idea visitar a tu dentista. Mientras que un cepillado y uso de hilo dental incorrecto pueden ser los culpables, el sangrado de las encías puede ser un signo de enfermedad periodontal o una condición médica más seria. El sangrado de las encías se debe principalmente a la inadecuada eliminación de la placa. Si esta no es removida, se endurecerá y podría convertirse en un cálculo.

3. Para evitar la pérdida de dientes
La mejor y más barata forma de prevenir la pérdida de dientes comienza en casa con excelentes hábitos de cepillado y uso de hilo dental todos los días. Atención dental de calidad dos veces al año es el siguiente paso. Cuidado dental preventivo que incluye limpiezas profesionales, exámenes y tratamientos con flúor son cruciales en la prevención de la pérdida de dientes. Las visitas anuales también pueden ayudar a tu dentista a identificar cualquier problema a tiempo y así prevenir un daño mayor y grave.
2. Para mejorar tu autoestima y confianza
Tu sonrisa es la facción facial más prominente y una parte importante de las primeras impresiones. Una encuesta reciente descubrió que el 94% de los encuestados dijo que es muy probable que se fijen en la sonrisa de una persona cuando la conocen por primera vez. Una sonrisa brillante, hermosa y sana puede hacer maravillas para tu autoestima. Incluso un cambio pequeño puede hacer una  diferencia drástica en la forma en que te ves y sientes.
  1. Es económico visitar al dentista